Dijous, 01 de Octubre del 2020

Actualitzada Dimecres, 30 de Setembre del 2020 a les 19:47:01 hores

Edició Digital en valencià | Directora: Mamen Casabán | Conctacte: 687 284 697 Versió impresa
REDACCIÓ
Dimecres, 25 de Març del 2020

EDITORIAL MARÇ

Una ciudad sin medios de comunicación

El confinamiento social provocado por el coronavirus, no debería convertirse también en un confinamiento periodístico, en un día sin noticias. A pesar de que la labor informativa es un derecho fundamental de nuestra constitución, y que, por su importancia, no está prohibido en estado de alerta, el confinamiento económico que sufren comercios y empresas está empujando también a los medios de comunicación nacionales, provinciales y locales como el nuestro a trabajar en condiciones difíciles pero no imposibles. La imposibilidad no es de libertad de movimientos, sino de recursos económicos para mantener la labor informativa tan necesaria en momentos de crisis como el actual.

 

A pesar de que nuestra web y redes sociales rompen récords de visitas, los ingresos económicos se han desplomado como el de muchas otras empresas y comercios. Sin embargo, la sociedad torrentina y española no se puede permitir quedarse sin medios de comunicación en este momento, ni tampoco cuando termine el confinamiento. 

 

En estos momentos, en los hay más necesidad de información para los ciudadanos, y en los que los poderes públicos deben actuar con total transparencia, es cuando es más necesaria la prensa. Si este medio de comunicación no hubiera publicado que la residencia Santa Elena era la residencia en la que se habían producido los primeros 12 casos, no se hubiera conocido esa información. Muchos torrentinos vinculados con esa residencia no lo habrían conocido públicamente y no podrían haber tomado precauciones. Si no se hubieran publicado las siguientes informaciones a nivel local y otras a nivel nacional por otros medios, hubiera sido imposible que los ciudadanos hubieran entendido la gravedad de lo que pasaba, y no hubieran entendido tampoco el decreto de Estado de Alerta. 

 

A día de hoy, Sanidad sigue sin dar datos de contagios por poblaciones, a pesar de que en esta redacción tenemos información de más de una decena de ellos. La ocultación de la información no es buena para la sociedad. Ocultar información crea más alarmismo, porque el hecho de ocultar genera más miedo que el propio miedo al Coronavirus. 

 

No debemos confundir la información pública institucional por redes sociales que ofrecen Ayuntamientos, Conselleria de Sanidad o Ministerio, con la información periodística contrastada. Confiar a ciegas en la información institucional impide ver la realidad completa, sin contrastar con otras fuentes, sin cuestionar nada, algo muy peligroso en un sistema democrático, y mucho más peligroso en momentos de crisis.

 

En situaciones como las actuales, en la que las empresas periodísticas como la nuestra se debate entre un ERTE o continuar informando, es más que necesaria la ayuda de las instituciones públicas, las de todos los ciudadanos. Resulta paradójico que en situaciones excepcionales como ésta, sean los poderes públicos los que tengan que echar un capote. Esta ayuda para garantizar el derecho a la información periodística contrastada debería ser general, para todos los medios, porque todos son importantes, no solo los grandes, sino también los pequeños, los locales como el nuestro. Porque cuando esto pase, que pasará, será necesario que la prensa local continúe informando de nuestra ciudad. Porque una ciudad sin medios de comunicación no tiene futuro, porque el poder público debe estar sometido al control de los ciudadanos, y la prensa es y será la mejor forma de garantizar ese derecho.

 

Comentari

Comentar esta noticia

Normes de participació

Aquesta és l'opinió dels lectors, no la d'aquest mitjà.

Aquesta és l'opinió dels lectors, no la d'aquest mitjà.

La participació implica que ha llegit i accepta les Normes de Participació i Política de Privadesa

Normes de Participació

Política de privacitat

Per seguretat guardem la teua IP
34.205.93.2

Encara no hi ha comentaris

Amb el teu compte registrat
Vaig oblidar la meua contrasenya

Escriu el teu correu i t'enviarem un enllaç perquè escrigues una nova contrasenya.