Martes, 09 de Agosto de 2022

Actualizada Lunes, 08 de Agosto de 2022 a las 12:08:28 horas

Edición digital en castellano | Directora: Mamen Casabán I Contacte: 687 284 697 | . Versión impresa
REDACCIÓN
Miércoles, 30 de Diciembre de 2020
COMERCIO

Los indumentaristas de Torrent alzan la voz de alarma tras un ejercicio con pérdidas

Después de la infructífera reunión con el alcalde, Jesús Ros, las únicas cuatro empresas que resisten demandan un plan de actividades para reactivar el sector, “Hay semanas que no entra nadie, ni facturamos nada. Tendremos que cerrar.”

La cancelación de las fallas de 2020, la incertidumbre de las próximas fiestas y la prohibición de todo tipo de acto fallero, por pequeño y controlado que sea, a lo largo de estos meses en Torrent ponen al sector de la indumentaria tradicional en una situación más que crítica. De las 9 tiendas o autónomos dedicados a la confección de indumentaria tradicional en Torrent, 5 ya han cerrado o se han dado de baja como autónomo, tan solo resisten cuatro. Son los últimos de Filipinas: Sergio Esteve, A l’Antiga (Noelia Maroto), 25 Alfileres (Carmen Quijano), y Sendra (Sandra Meseguer). Hay semanas que no entra nadie a sus tiendas, ni facturan nada. Ante esta situación se reunieron hace unos días con el alcalde de la ciudad, Jesús Ros, y con el concejal de Fiestas, Pascual Martínez, quienes no ofrecieron ningún tipo de alternativa. Los indumentaristas tan solo solicitan un programa de actividades para el ejercicio fallero y así mantener la ilusión, aunque luego tenga que modificarse según la evolución de la pandemia.

 

“No venimos a pedir dinero, solo queremos que se realicen actos controlados”

Las empresas afectadas remarcaron en la entrevista con el máximo edil su preocupación por la pandemia: “Somos conscientes de la gravedad sanitaria, no venimos a pedir dinero, tan solo queremos que se realicen actos falleros con todas las medidas de seguridad, como: pasarelas de moda, exposiciones, etc. que muevan el mercado local. De igual manera que hace Junta Central Fallera de Valencia, u otras Juntas Locales de municipios, que se han movido y han promovido actos como imposiciones de banda, desfiles, etc. Esto supondría que se arreglen trajes, que la gente mantenga la ilusión y se pasen por las tiendas a arreglarse trajes, o a ver nuestras rebajas”- comenta Sergio Esteve, gerente de la empresa decana en Torrent. “Tenemos cortes de telas rebajadas a más de la mitad. Este ejercicio no queremos ganar, si no, no perder dinero. El desinterés y bloqueo de la situación hace muy complicada nuestra continuidad. El alcalde nos dijo que la situación es dura para todos y con eso nos quedamos. Nada más. Si seguimos así tendremos que echar el cierre”.

 

Por su parte Sandra Meseguer, gerente de Sendra, es la más joven de todos y se ha tenido que buscar un trabajo de dependienta en la campaña de Navidad para poder pagar gastos y mantener la tienda: “El 17 de enero se acaba mi contrato, no sé qué será del futuro de la tienda. Lo que gano ahora se lo comen los gastos de mantener el negocio. No sé hasta cuándo podré resistir. Hay semanas en las que no entra nadie.”- se lamenta.

 

“De las 13 reservas que tenía, solo me quedan dos”

Noelia Maroto, de A l’Antiga, lamenta que desde octubre hasta hoy solo ha facturado 500 euros “en este tiempo he confeccionado tres arreglos de fallera mayor infantil de Torrent, otro para Valencia, algunas cosas para clientes de un grupo de baile tradicional y amigos que se van hacer algo nuevo para echar una mano. De las 13 reservas que tenía, solo le quedan dos.” La cancelación de la fiesta del aniversario de Patrimonio prevista para noviembre y la inactividad y prohibición de actos falleros en Torrent han hecho que la situación vaya a peor.

 

Otra empresa se ha tenido que reconvertir y dedicarse a la confección de mascarillas, ya que la confección de cualquier traje de fiesta como moros y cristianos, clavarías, etc. está igual de parado. Este es el caso de Carmen Quijano, gerente de 25 Alfileres, que lamenta que “desde verano solo hemos vendido tres cosas. Hemos tenido que vender mascarillas para mantener el negocio. Tengo 5 trabajadores y resistir sin ir al ERTE es toda una proeza. La situación se hace muy dura y más sin tener ningún acto en Torrent. Solo pedimos que dejen a las fallas hacer actos controlados y poder sobrevivir”.

 

El ejercicio próximo se plantea aún más complicado, ya que al no haber nuevos representantes el volumen de confección bajará aún más. A lo que hay que sumar los rumores de atraso de las fallas a verano, “si es así la agonía se alargará y nos comeremos tres ejercicios seguidos sin ingresos.”- comenta Esteve quien, a nivel personal explica que hay semanas que no hacen nada de caja- “si he vendido algo es por Internet a otras localidades y gracias a las rebajas”. Esta crisis no afecto solo a este pequeño comercio y a sus trabajadores, sino también a proveedores como telares, orfebres, etc. cuyas expectativas de recuperación son para dos años.

Comentarios
Comentar esta noticia

Normas de participación

Esta es la opinión de los lectores, no la de este medio.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.

La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad

Normas de Participación

Política de privacidad

Por seguridad guardamos tu IP
18.204.56.185

Todavía no hay comentarios

Quizás también te interese...

Con tu cuenta registrada

Escribe tu correo y te enviaremos un enlace para que escribas una nueva contraseña.