Sábado, 04 de Julio de 2020

Actualizada Viernes, 03 de Julio de 2020 a las 16:53:25 horas

Edición digital en castellano | Directora: Mamen Casabán I Contacte: 687 284 697 | . Versión impresa
REDACCIÓN
Martes, 28 de Abril de 2020

MEDIO AMBIENTE

La contaminación baja un 38% en Torrent desde que comenzó el estado de Alarma

El ruido del tráfico ha bajado un 30% dejando escuchar conversaciones de vecinos y pájaros a muchos metros

Menos contaminación y menos ruido. El confinamiento de los torrentinos por el estado de Alarma a raíz del coronavirus ha permitido que se respire aire más limpio y el silencio campe por las calles solo interrumpido por los aplausos y las sirenas que suenan cada día a las ocho de la tarde. 

 

Según un estudio del Ayuntamiento de Torrent que recoge 600 sensores repartidos por el término municipal, la contaminación habria bajado en Torrent un 38%. Se comparó los dias del 20 al 27 de enero, con concentración de NO2 es de 24,808 μg/m3, y la semana del 23 al 30 de marzo, con concentración media se ha reducido a 15,393 μg/m3, es decir, el nivel medio de NO2 ha bajado en un 37,95%. Si se compara con los ocho días del 30 de marzo al 6 de Abril, dentro del periodo considerado hibernación de la economía, se obtiene un nivel medio de concentración de NO2 de 14,066 μg/m3. Esto supone una disminución de hasta el 43,32%.

 

Para realizar una buena comparación, se ha optado por coger cuatro días laborales y un intervalo temporal de 8 horas, de 10:00h a 18:00h. De esta manera, se observan que los niveles medios y máximos de este contaminante bajan de una forma muy relevante, de hecho en un día de finales de enero a otro a principios de abril, el nivel medio de NO2 baja en un 61,88%. 

 

Disminución del nivel de ruido

Por otro lado, la capital de l’Horta Sud también ha visto disminuido el nivel de ruido, así lo demuestran los datos obtenidos en la avenida con Reyes Católicos. Aquí se han comparado ocho días antes del estado de alarma (del 20 al 27 de enero) con ocho días una vez dado el estado de alarma (del 16 al 23 de marzo) y también con ocho días dentro del período de hibernación de la economía (del 30 de marzo al 6 de abril). El estudio marca que ha habido una disminución del 29,39% entre antes y después del periodo de alarma. Durante la hibernación el ruidi bajó un 37%. 

 

En cuanto al nivel mínimo se observa también cierta disminución significativa, ya que se reduce aproximadamente en un 43-44% entre antes del estado de alarma y durante los periodos establecidos para frenar la propagación del virus. Por último, en cuanto al máximo, se ve hasta un 20% menos a día 6 de abril. Por tanto esta disminución bastante significativa del nivel de ruido (en dBa) se puede comprobar cada día solo con asomarse a las ventanas o balcones a la hora de los aplausos colectivos, pudiendo escuchar a los vecinos y vecinas, cosa que no sería posible si el tráfico fuera el normal, que es bastante elevado a esas horas.

 

Los datos recogidos por Ayuntamiento están basado en los referencias recogidas por los 600 sensores situados en farolas y repartidos por puntos estratégicos por toda la ciudad que fueron financiados con fondos europeos.  Este proyecto, que se encuentra dentro de la revisión del Plan Acústico Municipal (PAM) para su adaptación al programa Smart City, consiste en el control de la contaminación acústica y ambiental de la ciudad, y está enmarcado en la EDUSI, que se financia al 50% con fondos europeos del Programa Operativo Plurirregional POPE-FEDER.

Comentarios

Comentar esta noticia

Normas de participación

Esta es la opinión de los lectores, no la de este medio.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.

La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad

Normas de Participación

Política de privacidad

Por seguridad guardamos tu IP
3.214.184.223

Todavía no hay comentarios

Quizás también te interese...

Con tu cuenta registrada
Olvide mi contraseña

Escribe tu correo y te enviaremos un enlace para que escribas una nueva contraseña.