Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Actualizada Viernes, 22 de Noviembre de 2019 a las 10:44:07 horas

Edición digital en castellano | Directora: Mamen Casabán I Contacte: 687 284 697 | . Versión impresa
REDACCIÓN
Sábado, 05 de Noviembre de 2016

POLÍTICA

Generalitat deja fuera de los presupuestos otro año más el Palacio de Justicia de Torrent

El alcalde de Torrent que los retrasos en la construcción de la nueva sede de justicia ha costado ya 400.000 euros a los torrentinos. Jesús Ros ha criticado que los torrentinos hayan tenido que costear el alquiler de tres juzgados porque no hay espacio suficiente a pesar de que el pleno cedió 22.000 m2 para la construcción.

El alcalde de Torrent ha denunciado el retraso en la construcción del Palacio de Justicia, de la que el PP puso una primera piedra "a bombo y platillo". En entonces conseller de Justicia, Fernando De la Rosa, anunció en aquel momento que en 2011 entraría en funcionamiento el Palacio de Justicia, un edificio que prometió que se licitaría en 2009 y que permitiría pasar de 8 a 17 juzgados para dar cobertura a toda la comarca de L'Horta Sud. Aprovechando la habitual rueda de prensa con los medios de comunicación ha denunciado el coste de más de 400.000 euros que le ha costado a Torrent alquilar locales durante una década para tres juzgados hasta que en febrero del año pasado Amparo Folgado decidió dejar de pagarlos.

 

Torrent tuvo que hacer frente con sus presupuestos municipales desde septiembre de 2003 y hasta finales de febrero de 2015 el pago de un local, a razón de 1.135 euros mensuales más IVA, para que se ubicaran los juzgados 8 y 9 a pesar de ser una competencia autonómica. Las instalaciones estaban en la misma plaza de la Libertad, enfrente del edificio de los juzgados. Desde septiembre de 2006 hasta el 28 de febrero de 2015, se pagó también el local para albergar el juzgado responsable de los delitos por violencia de género, por 1.626 euros al més más IVA. Este desembolso ha supuesto más de 398.000 euros que han salido de las arcas municipales.

 

Pero el febrero de 2015, el ayuntamiento que presidía Amparo Folgado, del Partido Popular, se negó a seguir pagando, rompió el contrato con la propietaria y reclamó a la conselleria que asumiera este gasto. A consecuencia de esta decisión, la propietaria de los locales estuvo meses sin cobrar aunque el servicio se prestaba, hasta que la Conselleria de Justicia se hizo cargo.Para solventar el problema, la conselleria tuvo que iniciar un expediente por enriquecimiento injusto, en reconocimiento a que el servicio se estaba prestando aunque fuera de contrato, como requisito legal para poder pagarle a la dueña. Le abonaron 9.525 euros (1.360 euros al mes con el IVA incluido, por una superficie de 223 metros cuadrados donde están los juzgados de primera instancia 4 y 5 de Torrent. Fuentes de Justicia han indicado que posteriormente regularizaron el contrato.

 

Ocho años de retraso

La nueva Ciudad de la Justicia estaba previsto que se ubicara en una parcela de Parc Central de más de 22.000 metros cuadrados. El proyecto estaba presupuestado en 23.476.000 euros. Según se publicó en 2008, el edificio estaba previsto que tuviera hasta siete alturas donde se ubicarían las salas de vista así como los diferentes juzgados de instrucción.  El edificio tendría cinco plantas de altura y dos de sótanos. La nueva sede contaría con un juzgado de guardia, ocho salas de vistas, otra sala con un aforo amplio, registro civil, decanato, fiscalía, calabozos y clínicas forenses.

Comentarios

Comentar esta noticia

Normas de participación

Esta es la opinión de los lectores, no la de este medio.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.

La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad

Normas de Participación

Política de privacidad

Por seguridad guardamos tu IP
18.204.56.104

Todavía no hay comentarios

Quizás también te interese...

Con tu cuenta registrada
Olvide mi contraseña

Escribe tu correo y te enviaremos un enlace para que escribas una nueva contraseña.